top of page
  • Zara Beltrán

¿Qué narices es la Morfopsicología?

Y lo de “narices” lo digo con intención.


La definición más simple dice así: la Morfopsicología es el método que relaciona rasgos del rostro con rasgos de la personalidad.


¿A qué nos referimos cuando decimos “rasgos del rostro”? A las facciones de la cara de una persona. Cada una de las partes del rostro humano, como pueden ser los ojos, la nariz, la boca, el mentón, los pómulos, la frente, la mejilla, la mandíbula, etc, etc.


¿Y a qué nos referimos con “rasgos de la personalidad”? La personalidad con la que nacemos nos da una impronta a la hora de comportarnos. Es la tendencia en nuestro comportamiento. Y es genética. Esto no significa que nazcamos con un repertorio de actos concretos, y que jamás podamos cambiar alguno que no nos gusta. Sino que la personalidad, es la perspectiva desde donde miramos la vida.


Voy con un ejemplo.


Si tienes una personalidad tendente a la acción e innovación, tus comportamientos estarán influenciados por esa tendencia. Así, ante cualquier situación, seguramente busques la novedad, el cambio, la improvisación, etc. Y te costará todo aquello que sea muy rutinario. Esto no quiere decir que no seas capaz de tener un trabajo durante mucho tiempo, o un largo matrimonio ¡ni mucho menos! Lo que quiere decir es que le darás siempre innovación a tu trabajo o a tu relación, con variedad de proyectos, de ideas, etc.


¿Y dónde se ve esto en el rostro? En el ejemplo que he puesto anteriormente de una persona con tendencia a la acción e innovación, se vería en los rasgos que “avanzan” (los morfopsicólogos los llamamos rasgos en Retracción Lateral). Estos rasgos son aquellos que parecen que se lanzan hacia adelante o hacia los lados, como por ejemplo una frente que vista de perfil está inclinada**. Otro rasgo que avanza sería una nariz que vista de perfil sobresale mucho. Y otro rasgo serían los ojos con forma almendrados. (Ilustración izq)


¿Y si no tengo rasgos que indiquen tendencia a la acción? Bueno, no pasa.


Si no tenemos un rasgo, es porque destacamos por otro. Quizá saber darle valor a nuestra tendencia de la personalidad y cultivar nuestra autoestima entorno a lo que sí tenemos, sea la base para el autoconocimiento y crecimiento personal.


El lema central de la Morfopsicología y parte de nuestro código deontológico es “Comprender, no juzgar”, lema acuñado por el propio Dr. Corman, y el cual no olvidaremos en ningún momento a lo largo de un análisis morfopsicológico.


¿Dónde nace la Morfopsicología?


La Morfopsicología fue creada por el doctor Louis Corman (1901-1995), médico y psiquiatra francés, creador también de los patrones del Test Pata Negra para trabajar las emociones en niños, quien desarrolló este método a partir de sus conocimientos y sus observaciones, y basándose en leyes biológicas desarrolladas por el doctor Sigaud.


¿Quieres saber más? Apúntate a mi curso de Morfopsicología y te enseñaré más sobre los rasgos de la cara y qué dicen de la personalidad.



**Sitúa el rostro que quieres analizar de perfil. Es importante que el rostro esté bien posicionado. Para ello, debes imaginar una línea horizontal que pasa por la mitad del rostro y que une la ojera con el trago de la oreja (más o menos a la mitad de la oreja). Si ya lo tienes, fíjate en el perfil de la frente. Si traza una línea perpendicular o si está inclinada hacia atrás.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page